Hoy iniciamos el reto de ofrecer a los peruanos e hispanoamericanos un faro y un motor impulsor del desarrollo de las Neurociencias en nuestro continente, que se materializará en servicios educativos con innovación digital y enfoque neurocientífico, en una intensa promoción y difusión de las neurociencias, así como en la gestión de proyectos para elevar los estándares de liderazgo institucional y personal a fin de afrontar estos tiempos convulsos y en constante cambio.

Esta oferta se dirige a profesionales, docentes de todo nivel, emprendedores, gestores públicos y personas jurídicas y naturales con una motivación por la excelencia y la adaptabilidad ante los nuevos desafíos.

Nacer en momentos insólitos, con una pandemia que azota al mundo y particularmente a América Latina, es un canto a la vida, a la inmensa fortaleza que nos da unir razón y emoción cuando se trata de la supervivencia.

En el nuevo mundo que emergerá de la pandemia, aunque parezca pleno de tecnología y de bienes, ellos aún no están al alcance de todos y todavía escasea la tolerancia, la armonía y el amor entre las personas, y entre las personas y la naturaleza. Es tarea de nuestro cerebro guiarnos para encontrar el mejor camino.

UN AÑO INTENSO

Cumplimos un año de vida, tan intenso como increíble, vivido en circunstancias excepcionales: en medio de una pandemia que no remisa, con la economía apenas recuperándose de un desplome brutal, y sufriendo la incertidumbre de un convulso sistema político.

Pero las tragedias pueden traer oportunidades. La explosión de los servicios digitales en todos los ámbitos nos ratifica en la apuesta que hicimos por una neuroeducación digital, esencia de nuestra misión institucional.

Ofrecemos como logros de este año haber completado nuestra estructura jurídica y tributaria, avanzar en el posicionamiento de marca y metodizar el “know how” de nuestra oferta educativa digital. Todo logrado con el apoyo de jóvenes profesionales de primer nivel.

Nos causa pleno orgullo mirar hacia atrás y apreciar que nuestros valores originarios nos han guiado este primer año: calidad, integridad, creatividad y confianza. Y qué mayor orgullo cumplirlo en el Bicentenario de nuestra Independencia Patria. El horizonte no puede ser mejor.